Repatriación a Cuba. Cuestiones que todo cubano debe conocer.

¿Qué es la repatriación y como puede hacerla?

Al haber emigrado, muchas personas nativas de Cuba perdieron sus derechos como ciudadanos, quedando anulados en el momento en que decidieron residir y nacionalizarse en un nuevo país, buscando más oportunidades y un mejor futuro. El proceso de repatriación era algo que muy pocos podía lograr, puesto que el proceso era muy complejo, haciendo que pocos optaran por ello. Actualmente el proceso se hizo más alcanzable debibo a las reformas de las normativas que antes limitaban tanto el trámite, convirtiéndose en algo que cualquier cubano fuera de la Isla puede hacer.

La repatriación es, sencillamente, la devolución de los derechos a un ciudadano cubano residente en el exterior, que pudo haber perdido los mismos por normativas políticas anteriores. No existe en sí una lista de requisitos que deba cumplir para solicitar la repatriación, la única exigencia es no tener problemas legales con Cuba o con el país en el que se encuentre residiendo, de ser así, no podrá optar por el trámite. Este proceso puede incluso otorgarse a hijos o la pareja de la persona que lo solicite, aún si éstos no nacieron en Cuba.

Para poder realizar la repatriación, la persona deberá viajar a Cuba y asistir, en compañía del familiar que tenga en posesión la propiedad legal de donde va a residir el solicitante, a una notaría dónde será agregado al núcleo de la vivienda. Para realizar esto, ambas personas deben estar físicamente presentes.

Cuando termine, le será entregado un documento que debe llevar a la Oficina de Emigración, donde le harán entrega de las planillas de repatriación y se le explicará como rellenarlas. De no poder viajar a Cuba, puede hacerlo a través del Consulado ubicado en el páis/ciudad donde se encuentre. Este proceso puede tardar de 3 a 5 meses, hasta que es contactado para proceder a la expedición de su Carnet de Identidad, que bien podría delegar a alguien que lo retirase por usted si no puede asistir personalmente. Recuerde que no es obligatorio estar dentro del territorio cubano mientras transcurre el proceso. El trámite tiene un valor de 100 CUC, y los sellos por 25 CUP, estos se deben abonar a la Oficina de Emigración y cuando se da inicio al trámite.

Como ciudadano cubano, nuevamente tendrá derechos dentro y fuera de la isla como cualquier otro que no haya salido de la misma, entre ellos estudios, trabajo, negocios propios dentro de Cuba y un Menaje de Casa, que viene siendo llevar a Cuba el equipo básico que una casa necesita (electrodomésticos, muebles…). Aún cuando usted tenga de nuevo la ciudadanía cubana, no tiene porqué vivir dentro del territorio, puede facilmente seguir viviendo en el país en donde se encontraba y conservar sus derechos como cubano.

Esto ha sido percibido como algo positivo por parte de la comunidad cubana, y al país le conviene por las posibles conexiones a inversiones por parte de los cubanos del exterior que quieran negocios dentro de la isla, así que vendría siendo un impulso económico. Se dice que la cantidad de personas realizando este procedimiento es bastante grande, pero se desconoce una cifra exacta de momento, por lo que todo queda en especulaciones y suposiciones.

Check Also

Otaola reacciona a los comentarios de Descemer Bueno, cantante cubano

Y finalmente llegó el momento para responder… El reconocido presentador Alexander Otaola, habría reaccionado en …